coloresclinicaveterinaria@gmail.com

miércoles, 4 de enero de 2012

PARÁSITOS EXTERNOS EN EL PERRO


PARÁSITOS EXTERNOS EN EL PERRO



PARÁSITOS EXTERNOS

Ya estamos en las fechas en que las pulgas y las garrapatas han hecho su aparición, en aquellos lugares en donde no son habituales durante todo el año. Os toca ahora como propietarios responsables seguir los consejos que los veterinarios os vamos a dar para evitar que vuestros perros sean parasitados y por tanto den cobijo y alimento a estos parásitos.
Según la zona donde viváis y las costumbres de vuestros perros, las posibilidades de que alguno de estos dos parásitos pasen a formar parte de vuestra “familia” variaran, pero debéis tener en cuenta que cualquier perro, viva o no el campo, y vaya o no a los parques de vuestra ciudad es susceptible de ser parasitado.

PULGAS

La pulga común del gato, Ctenocephalides felis felis, es el parásito primario tanto de perros como de gatos. Otras especies de pulga con las que nos podemos encontrar son la pulga del perro Ctenocephalides canis y la del hombre llamada Pulens irritans.
Estos simpáticos “bichitos” no tienen alas, pero presentan una boca preparada para punzar la piel de vuestro perro y succionar su sangre. Son unas grandes atletas, ya que pueden saltar 150 veces su propia longitud (cerca de 75 cm). ¡Esto equivale a que una persona salte la longitud de tres campos de fútbol!
Las pulgas no sólo son insectos nocivos, sino que transmiten un número importante de enfermedades a los perros.
Podemos decir que la presencia de la pulga en el perro se hace más frecuente en aquellas áreas en que las temperaturas son moderadas, la humedad es de moderada a elevada y la elevación del terreno es inferior a 1500 metros. En las zonas de clima cálido durante todo el año, el problema de las pulgas es no estacional, mientras que en las regiones con estaciones de temperatura y humedad extremas, las infestaciones de pulgas ocurre solamente durante los meses más cálidos. Sin embargo es sumamente importante que sepáis que una incidencia no estacional de dermatitis por pulgas será observada en cualquier clima si existe una infestación en el ambiente interior. Esto quiere decir que dadas las condiciones óptimas de temperatura y humedad que ofrecen vuestros hogares, las pulgas vivirán dentro de ellos “felizmente” durante todo el año.
Los problemas que acarreará a vuestro perro la parasitación por pulgas son muchos, pero lo serán más, si por desgracia es alérgico a determinadas sustancias presentes en la saliva del parásito.
La mayoría de las pulgas adultas pueden vivir entre 6 y 12 meses. Su ciclo vital se suele completar en 3 o 4 semanas y la principal ocupación de las hembras adultas es alimentarse y depositar huevos. Las condiciones óptimas para que se lleve a cabo este ciclo comprenden temperaturas entre 18 y 27 grados y una humedad relativa superior al 70%. Aún así, las pulgas podrían sobrevivir pero no reproducirse en temperaturas extremas, humedad baja o elevada altitud.
Una pulga hembra es capaz de depositar 2000 huevos (40-50 por día) durante su existencia, que seran depositados en el perro, y no en medio ambiente. Posteriormente caerán al suelo para continuar su desarrollo. La viabilidad de estos huevos será mayor si caen en lugares de la casa en donde el perro pasa la mayor parte del tiempo. Las pulgas consumen a lo largo del día una gran cantidad de sangre de vuestros perros, nada más y nada menos que 15 veces su peso corporal.
Los huevos eclosionan a los 4-7 días, de donde pasarán por tres estadíos de larva, para pasar al estadío de pupa y de aquí a pulga adulta. En el estadío de pupa serán capaces de sobrevivir sin alimentarse durante un año, pero cuando inician el ciclo de alimentación deberán hacerlo con regularidad.
Os preguntaréis como hacen estas pulgas que han nacido en algún rincón de vuestra casa para subirse en vuestros perros. Pues se sabe que el principal atrayente para las pulgas es la luz. Una vez que ha emergido, la pulga se orientará hacia la fuente de luz más cercana y cuando el perro pase entre la pulga y la luz, produciendo una sombra, la pulga saltará sobre el animal. Podrá ocurrir que en vez de sobre el perro salten sobre vosotros, pero en muy poco tiempo se harán selectivas, y pasarán de vosotros a vuestro perro.
Una pulga recien emergida sólo podrá sobrevivir sin alimentarse 10 a 14 días, y una vez que se han alimentado, si no lo pueden seguir haciendo tan sólo permanecerán vivas 3 0 4 días.
Podemos decir que las pulgas no son “clasistas” ya que no tienen predilección por determinadas razas ni p or determinado sexo. El prurito (picor) y los signos clínicos varían de inexistentes a graves.
No todos los animales son sensibles a la picadura de pulga, lo que significa que algunos perros podrán tener una gran parasitación sin mostrar el más mínimo síntoma, y otros presentarán una importante reacción alérgica teniendo sobre ellos muy pocos ejemplares. Se han dado casos en que dentro de un mismo hogar uno de los perros estaba sumamente parasitado y el otro ni tan siquiera había sido molestado. Podríamos hacer un simil con lo que ocurre con las picaduras de mosquitos en las personas.
Hay una diferencia entre infestación por pulgas, dermatitis por picadura de pulgas e hipersensibilidad a la picadura de pulgas (dermatitis alérgica a la pulga). En un perro verdaderamente alérgico a las pulgas, la picadura de una sola es suficiente para causar un problema clínico. Curiosamente estos perros suelen alérgicos a más cosas. Podemos decir, además, que los perros que fueron expuestos a picaduras de pulga desde una edad muy temprana o aquellos acostumbrados a vivir con ellas, raramente presentan alérgia a su picadura. La reacción alérgica es por tanto más frecuente en los perros que son parasitados en edad adulta o en aquellos que tan sólo tuvieron algún encuentro esporádico con ellas.
Las lesiones provocadas en caso de dermatitis alérgica se distribuyen sobre el dorso y la parte caudal de la espalda, cola y perineo. Pueden aparecer también lesiones en los flancos y en la parte ventrocaudal del abdomen. El excremento de la pulga (sangre seca), con apariencia de partículas negras y oscuras puede ser observado en el pelo y la piel del perro.
En muchas ocasiones las lesiones ocasionadas por las pulgas pueden complicarse con una infección de piel (pioderma), y son numerosas las lesiones secundarias debido al lamido y al rascado, que presentará el perro en muchas ocasiones.
El diagnóstico se basará en la localización de pulgas y sus heces en la superficie del perro, siendo sumamente útiles para esta labor los peines para pulgas. Las heces dejarán un trazo rojizo sobre un papel blanco levemente humedecido. Un análisis de sangre revelará una ligera anemia y un aumento de los eosinófilos (fracción de glóbulos blancos). También existe en la actualidad un test para la identificación del antígeno de la saliva de la pulga en caso de hipersensibilidad.
El tratamiento de la infestación por pulgas es sumamente complicado e incluye:
-Eliminar las pulgas de todos los animales de la casa.
-Eliminar todas las pulgas del hogar.
-Eliminar las pulgas del medio ambiente exterior.
-Prevenir la futura exposición a las pulgas y a animales infestados con pulgas.
En el cuadro adjunto podréis familiarizaros con los productos que según mi experiencia clínica os seran más útiles para tratar este problema, aunque os recuerdo que será sumamente importante que consultéis a vuestros respectivos veterinarios, que son sin duda los que sabrán daros las instrucciones pertinentes para acabar con este molesto visitante.
Un buen programa contra las pulgas debe incluir una combinación adulticidas para pulgas y reguladores del crecimiento de insectos o inhibidores de su desarrollo, pero deberán ser utilizados de manera regular.
De todas formas, aún combinando de forma acertada todos estos productos no se asegura de ninguna manera un control absoluto sobre las pulgas.
Es importante saber que la pulga es transmisora de la tenia Dipilium caninum, por lo que cualquier perro parasitado por pulgas deberá ser tratado con un tenicida.

GARRAPATAS

Las garrapatas son miembros de la familia de las arañas, y son parásitos succionadores de sangre capaces de transmitir una gran variedad de enfermedades (babesia, anaplasmosis, hemobartonelosis, fiebre de las montañas, ehrlichiosis, tularemia, borreliosis), además de provocar desórdenes dermatológicos, parálisis y anemia.
La infestación por garrapatas es menos sería que las enfermedades que transmiten. La incidencia de su infestación depende de varios factores, incluidos la temperatura ambiental, humedad y disponibilidad de huéspedes.
La garrapata se sujeta por si misma al perro, introduciendo su aparato bucal profundamente dentro de los tejidos para alimentarse. En el sitio de penetración se produce una reacción inflamatoria, quedando una costra después de remover la garrapata.
Podemos decir sin duda que las garrapatas pueden causar un sinnúmero de problemas además de irritación, y en algunas ocasiones reacciones alérgicas. Dependiendo del número de ellas, del tamaño del animal y su estado general de salud, las garrapatas pueden succionar una gran cantidad de sangre causando serios problemas clínicos. La pérdida de sangre puede resultar en un pelaje empobrecido, pérdida de peso o incluso la muerte. Aún sin causar anemia, la picadura de la garrapata es irritante y puede desarrollar reacciones de hipersensibilidad.
Los objetivos del control de las garrapatas consisten en romper su ciclo de vida en el medio ambiente y minimizar la infestación en todos los animales.
Su eliminación de los interiores requiere repetidas fumigaciones, prestando especial atención a las grietas. Los papeles pintados de las paredes son un gran obstáculo para este tipo de trabajos. He visto casos en que detrás de ellos las garrapatas habían colocado sus nidos. La garrapata marrón del perro ha sido hayada en grietas de paredes, y en aislantes de paredes y áticos, por lo que si llegamos a la conclusión de que nuestra casa puede estar poblada por ellas, lo mejor será recurrir a un profesional para su fumigación. El sellado de grietas con pinturas a base de resinas puede resultar sumamente útil, ya que impedirán la utilización por parte de las garrapatas de esos lugares mientras se hallan en desarrollo.
Acabar con las las garrapatas en el ambiente exterior es sumamente complicado, en especial en los lugares con roedores y mucha vegetación.
Su control en el perro es bastante sencillo. Para extraerlas, bastará con impregnarlas de alcohol o de algún insecticida apropiado y con unas pinzas quitarlas tirando de la cabeza. No debe aplastarse, apretarse o pincharse el cuerpo de la garrapata, pues se expondrá al perro a cualquier enfermedad que ésta pudiera transportar. También es posible infectarse al llevarse las manos a los ojos luego de haber manipulado una garrapata que ha sido destruida, o por garrapatas contaminadas por su propia material fecal. Una vez retirada la garrapata , el sitio en donde encontraba debería ser desinfectado. Si hay infección en la zona, estará justificado el uso de antibióticos. Ni que decir tiene que la garrapata aislada deberá ser eliminada. La mejor forma será echarla al retrete o introducirla en un recipiente con alcohol o en algún insecticida líquido.
En cuanto a su prevención y su tratamiento, y dado que muchos productos de los utilizados para las pulgas son aptos para las garrapatas, podréis consultar el cuadro adjunto para familiarizaros con ellos. Lo cierto es que muchos de ellos no impedirán que vuestro perro sea parasitado por ellas, pero si harán que éstas se desprendan dentro de las 48 horas posteriores.
Lo más recomendable es que, aunque vuestro perro salga al campo protegido con algún producto, al regresar a casa procedáis a la inspección de las orejas, entre los dedos y alrededor de la cabeza y cuello. En caso de localizar alguna, una vez extraida, no estaría de menos bañar al perro con un buen insecticida.
La mayoría de las garrapatas son halladas en la vegetación y son “levantadas” por los perros y las personas mientras caminan. En el ser humano parasitado por garrapatas deberá ser tenida en cuenta la transmisión de la enfermedad conocida como Fiebre ondulante o Fiebre maculosa.

LISTA DE PRODUCTOS

-Prac-Tic. Laboratorios Novartis. Piriprol. Pipetas de aplicación mensual. Eficaz contra pulgas y garrapatas.

-Advocate. Laboratorios Bayer. Imidacloprid+Moxidectina. Pipetas de aplicación mensual. Eficaz contra las pulgas. Tiene además otras indicaciones.

-ProMeris duo. Laboratorios Ford Dodge. Metaflumizona+Amitraz. Pipetas de aplicación mensual. Eficaz contra pulgas y garrapatas.

-Stonghold. Laboratorios Pfizer. Selamectina. Pipetas de aplicación mensual. Eficaz contra pulgas. Tiene además otras indicaciones.

-Frontline-Combo. Laboratorios Merial. Fipronil+Metopreno. Pipetas de aplicación mensual. Eficaz contra pulgas y garrapatas.

-Ex-Spot. Laboratorios Schering-Ploug. Permetrina. Pipetas de aplicación mensual. Eficaz contra pulgas y garrapatas. Tiene otras indicaciones.

-Preventic. Laboratorios Virbac. Amitraz. Collar. Eficaz contra garrapatas.

-Scalibur. Laboratorios Intervet. Deltametrina. Collar. Eficaz contra garrapatas y pulgas. Tiene otras indicaciones.

-Kiltix. Laboratorios Bayer. Propoxur+Flumetrin. Collar. Eficaz contra garrapatas.

-Program. Laboratorios Novartis. Lufenuron. Comprimidos. Eficaz contra pulgas. (Tratamiento de la infestación)

-Capstar. Laboratorios Novartis. Nitempiran. Comprimidos. Eficaz contra pulgas (Tratamiento de la infestación)

José Enrique Zaldívar Laguía.
Clínica Veterinaria Colores
Pso de Santa María de la Cabeza 68 A.
28045-Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar comentarios relacionados con el contenido de este blog, pero no podrás hacer publicidad de productos o empresas.