coloresclinicaveterinaria@gmail.com

miércoles, 4 de enero de 2012

LAS VACACIONES DE VUESTRO PERRO


LAS VACACIONES DE VUESTRO PERRO: "Para que no vuelva con lo que no llevaba"



LAS VACACIONES DE VUESTRO PERRO:
“PARA QUE NO VUELVA CON LO QUE NO LLEVABA”.

Estamos en el mes de julio. Algunos estaréis ya de vacaciones, y otros esperando ansiosamente que llegue el mes de agosto. También los habrá que hayáis decidido posponerlas o simplemente no podáis disfrutar de ellas.
Lo que es seguro, tanto en unos casos como en otros, es que vuestros perros van a disfrutar de un mayor número de salidas al campo, a la montaña, a las zonas costeras, o simplemente a los parques de vuestras respectivas ciudades. Todo esto significa mayor diversión, pero también mayores riesgos de contraer enfermedades, de tener accidentes o de volver a casa con algo que al salir no llevaba vuestro perro.
Podemos empezar hablando del viaje. Hace tiempo publiqué en esta misma revista un artículo sobre el golpe de calor. En él, hacía un repaso de las causas por las que se produce, y de las maneras de evitarlo. Es muy importante que vuestro perro no se vea sometido durante el transporte a temperaturas de calor extremas. Afortunadamente hoy en día casi todos los coches gozan de estupendos sistemas de climatización, por lo que este tipo de amenaza para la salud se ve con mucha menos frecuencia. Aún así, sigo viendo con espanto a perros encerrados en el coches, mientras los propietarios “estiran las piernas” o paran en la carretera para comer o tomar un café. Creen que por dejar el coche a la sombra, el asunto está solucionado. No es así, y por eso os ruego que nunca dejéis a vuestra mascota en el interior del vehículo. Llevar siempre una botella de agua a mano y ofrecerla al perro cada vez que hagáis una parada. Tampoco valdrá de nada dejar la ventana “un poquito bajada”. El estrés que sufre el perro al quedarse solo en el coche, también puede desencadenar un golpe de calor, si las condiciones ambientales son las esperadas en esta época del año.
Si vuestro perro es excesivamente nervioso o se marea con los viajes, lo recomendable es llevarle tranquilizado o sedado. Vuestro veterinario sabrá en función del peso, del problema o del tiempo del viaje, qué debéis darle, cuando y en que cantidad.

Es bastante frecuente, debido a los cambios de agua, de temperatura, de humedad e incluso del mismo estrés del viaje, que vuestro perro presente en los primeros días, deposiciones demasiado blandas e incluso líquidas. Lo recomendable en estos casos es dejar pasar unas cuantas horas para empezar a alimentarle. En principio no será necesario suministrar ningún tipo de medicación, ni acudir a ningún veterinario. Sí es importante que el alimento sea el mismo que come habitualmente. Pensad que en muchas ocasiones no podréis encontrarlo en vuestro lugar de veraneo, así que lo recomendable es calcular la cantidad que vais a necesitar y llevarlo desde vuestro lugar de origen. Los cambios bruscos de alimentación, aunque tan solo sea de marca de pienso pueden dar lugar a problemas digestivos. Si no queréis cargar con un saco de pienso, en especial si el perro es de raza mediana o grande, llevad una pequeña cantidad para irla mezclando con el nuevo pienso (el que tengan en vuestro lugar de veraneo), durante los cuatro o cinco primeros días.
Cuidado con el agua del mar. Si habéis tenido la suerte de veranear en un sitio donde vuestro perro podrá disfrutar de la playa, evitar en lo posible que beba agua salada. Los “novatos” suelen caer en la trampa. Verán un “plato” enorme lleno de agua, y la darán unos cuantos “chupetones” o la tragarán si es su primera experiencia natatoria. Los que ya han probado alguna vez este maravilloso laxante que es el agua del mar, raramente caerán o tropezaran dos veces en la misma piedra. No pasa nada casi nunca, un poquito de dieta y asunto solucionado. Digo casi nunca, porque a veces la diarrea osmótica que se va a producir necesitará la ayuda de algún tratamiento veterinario, e incluso un poco de rehidratación. A veces, la diarrea irá acompañada de vómitos, ya que el agua salada es otro excelente emético. Cuidado con esta complicación porque si persiste demasiado tiempo, vuestro perro puede sufrir una deshidratación.

Otro inseparable acompañante del verano son las espigas. Entiendo que vuestro perro debe disfrutar del campo, pero atención a este incómodo “cuerpo extraño”. Los lugares donde se alojan con más frecuencia son los oídos, los espacios interdigitales, y en menos ocasiones en el prepucio de los machos, la zona perineal y la vagina de las hembras. Prevenir su entrada en los oídos es muy complicado, en especial en los perros de orejas caídas. Cuando la espiga entra, lo normal es que el perro chille y sacuda vigorosamente la orejas e incluso incline la cabeza hacia el lado afectado. Lo recomendable es no esperar “acontecimientos”, y acudir al veterinario para que proceda a su extracción. Cuanto más tiempo pase, será peor. He visto algunos perros, la mayoría de raza cocker, con otitis crónicas provocadas por las dichosas espigas. Las que se localizan a nivel interdigital son más fáciles de evitar. Si habéis paseado con vuestro perro por alguna zona donde las había, al llegar a casa revisar uno por uno todos los espacios entre los dedos, abriéndolos bien, mirad entre los pelos de la zona, y por debajo, es decir en el lugar donde se asientan las almohadillas. Un síntoma claro de que hay espigas será el lamido constante de la zona, en donde si miráis podréis ver una pequeña vesícula con un “agujerito”, que es por donde entró. No debemos esperar a que el perro a base de lamidos se haga un “boquete”. Lo aconsejado es que visitéis al veterinario, que tendrá que abrir el absceso y extraer la espiga. Normalmente será suficiente con una pequeña infiltración de anestesia local, aunque a veces, el “carácter” del perro, nos obligará a una tranquilización.

Pasemos ahora a los incómodos visitantes que desde abril a octubre se empeñan en comer encima y a costa de vuestros perros. En primer lugar os contaré algo sobre los “bichitos” que no tienen alas y luego os hablaré de los que si las tienen, es decir de los voladores.
Las pulgas son uno de los parásitos externos más molestos que podemos ver. No son en si especialmente peligrosas para la salud de vuestro perro, pero si las damos la opción de reproducirse en un hogar, las consecuencias pueden ser nefastas. En muchas ocasiones será necesaria la visita de un equipo de fumigación para acabar con ellas, aunque actualmente existen en el mercado algunos buenos productos que nosotros mismos podremos aplicar en el entorno que rodea a nuestro perro. No debemos olvidar, sin embargo, que la pulga es transmisora de una tenia llamada dypilidium, por lo que además de establecer un tratamiento contra este parásito externo, habrá que suministrar un tenicida, es decir un antiparasitario interno. Existen muchos excelentes productos para aplicar en estos casos, pero es importante saber que habrá que actuar contra las pulgas adultas, sus larvas y sus huevos. Más adelante nombraré algunos de ellos.

La garrapata es el parásito del verano, sin lugar a dudas. Su peligro no está casi nunca (excepto en el caso de grandes parasitaciones) en lo que ellas mismas pueden provocar en la salud del perro, sino en las graves enfermedades que pueden transmitir cuando se alimentan. Hablo de la Ehrlichiosis, las Babesiosis y la Fiebre Maculosa . Cualquiera de estas tres podrá provocar graves síntomas e incluso llegar a provocar la muerte. No debemos olvidar que también es un parásito que en determinadas circunstancias puede parasitaros a vosotros y provocar una enfermedad que se conoce como Fiebre Q. Es por tanto sumamente importante establecer una buena protección contra ellas, ya que será imposible mantener alejado a vuestro perro de los lugares en donde se encuentran. Si en algún momento dais con una garrapata que enganchada en vuestro perro, un método eficaz es remojarla en alcohol, sujetarla con una pinza por la zona de cabeza y realizar una tracción firme. Mucho más útil será aplicar un insecticida en spray sobre ella, esperar que muera y extraerla con las pinzas.

Muchas veces, cuando los veterinarios os ofrecemos un buen producto para prevenir su presencia en el perro, oímos la misma “cantinela”: “nunca le he puesto nada, y nunca me ha cogido garrapatas” o “sólo le he visto una garrapata en toda su vida”. Pues bien, siempre hay una primera vez, y a veces, por desgracia puede ser la única y la última. La efectividad de un buen producto para evitar a las garrapatas, está en que evite que el parásito “muerda” a vuestro perro. Difícil será evitar que alguna se de un paseo por su cuerpo, pero no llegará a alimentarse, que es de lo que se trata.

En cuanto a los “bichos” alados, todos habéis oído hablar de la Leishmaniosis y de la Filariosis, también conocida como enfermedad del gusano del corazón. Se trata de dos graves enfermedades que se transmiten por picadura de mosquitos. La primera, por la hembra del flebotomo, y la segunda por el Aedes. Cómo no podía ser de otra manera, existen en el mercado excelentes productos para prevenirlas. Digamos para no engañar a nadie que la segunda es más fácil de prevenir que la primera, pero aún así creo que merece la pena intentarlo cómo podréis leer más adelante.
Otro “bicho” alado que puede dejar un mal recuerdo en vuestro perro son las moscas y provocar lo que se conoce con el nombre de miasis. Las moscas aprovecharan la presencia de heridas infectadas para colocar sus huevos, de los que en escaso tiempo saldrán las larvas. Cuidado con ellas porque son capaces de abrir orificios y localizarse debajo de la piel. Un sitio frecuente de localización es la región perineal. Si en algún momento estos “repugnantes” animalillos deciden quedarse a vivir una temporada en vuestra perro, acudid con urgencia a vuestro veterinario, que sabrá que hacer para expulsar a los okupas.

Una de las cosas en que más énfasis ponemos los veterinarios es en haceros entender que nuestros consejos sobre la prevención de estos parásitos y enfermedades son las ÚNICOS válidos, es decir las únicos que debéis escuchar y aplicar. Estoy un poco cansado de explicarlo, pero es lo que toca. Los supermercados se encuentran llenos de productos que no valen absolutamente para nada, pero que vosotros con toda vuestra buena voluntad compráis y aplicáis sobre vuestras mascotas. La estantería del supermercado no os preguntará a que zona de España vais a viajar, y no sabe lo que en cada sitio os vais a encontrar. Lo digo porque en función del lugar geográfico en que paséis el verano, vuestro perro necesitará ir protegido contra una serie de cosas, que en otro lugar no necesitará. No se trata de “inflar” de productos a vuestro compañero, sino simplemente de ponerle lo más adecuado a cada situación. Él os lo va a agradecer y vuestro bolsillo también, aunque no podemos olvidar, cómo siempre pasa, que lo bueno es caro.
A lo largo de mi vida como veterinario he probado una gran cantidad de productos, y he asistido asombrado a la evolución que han experimentado en 25 años. Casi todos los que estaban siguen estando, aunque a veces me pregunto para qué, pero cada año aparecen nuevos medicamentos, con más y mejores prestaciones. No es un capricho de los laboratorios, es que los parásitos se van haciendo insensibles a determinados principios químicos, cómo lo hacen los gérmenes frente a los antibióticos.
No es mi intención poner en este artículo todo lo que hay, pero os nombraré los que considero más interesantes. Vuestro veterinario habitual, sabrá aconsejaros mejor que yo en función de la zona donde residáis, y os proveerá del producto más adecuado para el lugar a donde os vais a desplazar.
Una cosa debe quedar clara: no existe un producto, por desgracia, que valga para todo, y en muchas ocasiones, vuestro perro deberá (en función cómo he dicho de donde vaya) ir protegido contra todo lo habido y por haber. Pero no os quepa la menor duda de que merece la pena.
En éste artículo encontraréis un cuadro con las comunidades autónomas y lo que en cada una de ellas os encontraréis.
En cuanto a los numerosos productos que existen en el mercado, nombraré los que a modo de ver son más interesantes. Evidentemente en nuestra clínica no los he probado todos, pero he leído estudios clínicos de todos ellos.

COLLARES (CUADRO)

-Preventic de Laboratorios Virbac. Su principio activo es el amitraz. Excelente para las garrapatas. No tiene acción contra las pulgas. Efecto 4 meses.
-Scalibur de Laboratorios Intervet. Su principio activo es la deltametrina. Excelente para la prevención de Leishmaniosis y de la parasitación por pulgas. No está registrado contra las garrapatas, pero en mi opinión también funciona.
-Kiltix de Laboratorios Bayer: Sus principios activos son el Propoxur y la Flumetrina. Acción frente a garrapatas.

PIPETAS
-Advocate: Laboratorios Bayer: Imidacropid y Moxidectina. Indicado contra pulgas y filarias. Tiene algunas aplicaciones más, que no comentaré.
-Stronghold: Laboratorios Pfizer: Selemactina. Indicado contra pulgas y filarias. Tiene algunas aplicaciones más, que no comentaré.
-Frontline Combo: Laboratorios Merial: Fipronil y Methopreno. Indicado contra pulgas y garrapatas.
-ProMeris Duo:Laboratorios Fort Dodge.Metaflumizona y Amitraz. Indicado contra pulgas y garrapatas.
-Advantix. Laboratorios Bayer. Imidacloprid y Permetrina: Indicado contra pulgas, garrapatas y flebotomos.
-Prac-tic: Laboratorios Novartis: Piriprol. Indicado contra pulgas y garrapatas.
-Exspot: Laboratorios Schering-Plough. Permetrina. Indicado contra pulgas, garrapatas y Leihsmania.

OTROS:

Comprimidos:
-Program plus: Laboratorios Novartis: Milbemicina oxima y Lufenuron. Indicado para pulgas y filarias. Tiene algunas aplicaciones más que no comentaré.
-Cardotek Plus: Laboratorios Merial: Ivermectina y Pirantel. Indicado contra filarias. Tiene otras aplicaciones que no comentaré.
-Milbemax: Laboratorios Novartis: Milbemicina oxima y Praziquantel. Indicado contra filarias. Tiene otras aplicaciones que no comentaré.

Inyectables:
-Guardian: Laboratorios Fort Dodge: Moxidectina. Indicado para la prevención de filarias.

Evidentemente no están todos los que son, pero para mi si son todos los que están. Vuestro veterinario os recomendará los que crea más adecuados para el momento y el lugar donde vais a pasar vuestro tiempo de descanso.
Yo en mí clínica utilizo como collares el Preventic (garrapatas), y el Scalibur (pulgas y leishmania...¿garrapatas?), como pipetas el Frontline Combo (pulgas y garrapatas), y el Strongold (pulgas y filarias) y como comprimidos el Milbemax (Filarias). A lo largo de mis años como veterinario he usado casi todos los nombrados y doy fe de que todos son unos excelentes, si se usan para los fines para los que están indicados y con las frecuencias que recomienda su fabricante. Los collares no duran un año y las pipetas, y comprimidos tampoco. Como veréis no hay un producto que cubra todos los riesgos del verano en cuanto a los parásitos que he nombrado, ni en cuanto a las enfermedades que he mencionado, así que en muchas ocasiones serán hasta dos e incluso tres productos los que tendréis que usar.
A modo orientativo os diré lo que en cada zona de España se da con más frecuencia. Tenedlo en cuenta a la hora de elegir unos u otros productos; pero insisto, haced caso de vuestro veterinario y no de la estantería del supermercado o del empleado de vuestra tienda habitual donde compréis los alimentos, que evidentemente pondrá todo su interés en asesoraros adecuadamente, pero cuyos conocimientos no serán los suficientes.
Con respecto a las filarias, os diré que algunos productos para su prevención pueden ser usados sin realizar un análisis de sangre previo y en otros no. En vuestra clínica habitual os informarán adecuadamente al respecto.
Una cosa que no debéis olvidar es desparasitar internamente a vuestro perro a la vuelta de las vacaciones, independientemente de que le corresponda o no, con el producto que utilicéis el resto del año.

MAPA ORIENTATIVO: DE QUÉ DEBEMOS PROTEGERLOS.(CUADRO)

Madrid: Garrapatas, pulgas y fuera del centro urbano, Leishmania. En Aranjuez se ha dado algún caso de Filariosis.
Castilla La Mancha: Pulgas, Garrapatas y Leishmania. Cuidado con las Filarias en Guadalajara.
Extremadura: Pulgas, Garrapatas y Leishmania.
Navarra: Pulgas, Garrapatas y Leishmania.
Castilla y León: Garrapatas y Pulgas. Cuidado con las filarias en Salamanca, en especial en la zona del río Tormes..
Andalucía: Garrapatas, Pulgas, Filarias y Leishmania
Murcia: Garrapatas, Pulgas, Filarias y Leishmania.
Valencia: Garrapatas, Pulgas, Filarias y Leishmania.
Aragón: Garrapatas, Pulgas, Filarias y Leishmania.
Cataluña: Garrapatas, Pulgas, Filarias y Leishmania.
Galicia: Garrapatas y Pulgas.
Asturias: Garrapatas y Pulgas.
País vasco: Garrapatas y Pulgas.
Baleares: Garrapatas, Pulgas. Leishmania, y Filarias.
Canarias: Garrapatas, Pulgas, Leishmania y Filarias. La Rioja: Garrapatas y Pulgas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar comentarios relacionados con el contenido de este blog, pero no podrás hacer publicidad de productos o empresas.